LAS FIDELIDADES QUE ESCONDE LA FIBROMIALGIA

fibro2-cosLa fibromialgia fue reconocida por la OMS (Organización Mundial de la Salud) como enfermedad reumatológica en 1992.

A veces se asocia esta enfermedad con otras patologías como la artritis, la osteoartritis, etc.

Es una enfermedad complicada de diagnosticar, ya que abarca diferentes dolores musculares y esqueléticos, de tipo generalizado, con mucha sensibilidad al dolor dependiendo de las zonas del cuerpo en que se presiona, e incluso pueden presentarse fuertes dolores por cambios de temperatura.

Se asocian otros trastornos de salud a la fibromialgia, como ansiedad, depresión, agotamiento, cefaleas, calambres, mala calidad de sueño, etc.

Cada vez se le ha dado más importancia a esta enfermedad, ya que la padece el 4% de la población mundial y el 90% se presenta en mujeres de edad productiva.

Esta enfermedad ya está considerada como un problema de salud pública de primer orden.

Pero… ¿qué esconde realmente la fibromialgia? ¿Qué les ocurre a las personas que la padecen?

Desde la Consicencia Emocional hay una gran frase que lo engloba: “Grandes fidelidades familiares”, es decir; ataduras muy fuertes que llevan a las personas que la padecen a dedicarse más a los demás que a ellos mismos. Son personas muy serviciales, muy controladoras y con mucho sentimiento de culpa. Personas que no viven su vida.

Hay 4 conflictos base detrás de esta patología:

1/ De dirección: querer ir hacia una dirección, pero no poder permitírselo e ir hacia otra.

2/ De desvalorización: Debido al exceso de responsabilidad, nunca se consigue el objetivo que se desea, nunca es suficiente, entonces uno se desvaloriza frente a la familia en relación con lo que se hace o se deja de hacer.

3/ De contacto impuesto: Tener que convivir con una persona o situación determinada que no se desea.

4/Miedo a la muerte: No a la muerte en sí, sino a la pérdida de identidad, a dejar de formar parte de nuestra familia. Tener la sensación de que si no se cumple con lo que se cree que se debe cumplir, será expulsado del cal.

Si se toma conciencia de que realmente ésta es la situación de vida que se está manteniendo, sí se puede mejorar y empezar una vida diferente.

Hay que permitirse romper de una forma natural esas ataduras inconscientes para poder vivir la propia vida, tal y como se desea. Hay que tomar conciencia de las creencias que están gobernando nuestra vida y llevan a funcionar así. De esta manera se podrá empezar a vivir sin culpabilidad, sin miedo… y sin dolor!!

Hay que dejar de mirar hacia otro lado, como que no importa, como que no duele… La felicidad aparece si realmente se expresa lo que se siente y se empieza a vivir siendo el dueño de la propia vida.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Deja un comentario