EL ESTUDIO DEL ARBOL GENEALÓGICO

Para realizar el estudio del Arbol Genealógico son necesarias las fechas de nacimiento y defunción de la familia del consultante, es decir: fechas de nacimiento y defunción de hermanos, padres, abuelos, bisabuelos, pareja, suegros, hijos… Cuantas más mejor, aunque tampoco hay que preocuparse por las fechas que no se tenga, ya que por experiencia propia, las fechas que lleva el consultante siempre son las que se necesitan.