EL AMOR EMPIEZA EN TI MISMO

amor_empieza_en_ti

Ámate un poquito más a partir de sencillos ejercicios diarios.

No existe en este mundo nada que pueda llenar el vacío que siente una persona que no se ama a sí misma.

Vivimos tan desconectados de nuestra propia esencia que no sabemos qué hacer si no estamos haciendo algo. Hemos cambiado lo que somos por lo que hacemos, nos identificamos con las acciones que realizamos y no con lo que somos realmente.

Nos empeñamos en buscar fuera lo que creemos que nos hará felices, cuando en realidad, todo lo que anhelamos está dentro.

Lo único que necesitamos para ser felices es conectarnos de nuevo con nuestro corazón y escucharlo.

¿Qué tal si hoy empezamos a mirarnos de otra manera? ¿Qué tal si hoy empezamos a mirar hacia dentro?

Para amarnos debemos empezar por conocernos, y esto también se nos ha olvidado. Nos pasamos la vida intentando agradar y complacer a los demás, y en este intento nos perdemos una y otra vez en el laberinto de los juicios, de las valoraciones, de las críticas, del sacrificio…

Empecemos a cuestionar nuestras inquietudes, comprendamos nuestros deseos y sobretodo aceptémonos como somos, tal cual, con nuestras emociones, dudas y miedos.

Cuando consigamos esta conexión con nosotros, podremos tomar conciencia de que estamos infinitamente conectados a la abundancia que nos brinda el universo, y sobre todo que somos merecedores de ella.

Amarse a uno mismo es el mejor remedio para disfrutar de una buena salud, bienestar y calidad de vida. Vivir en coherencia y pasar a ser responsables de nuestra propia Vida. Asumir el poder de gestionarla y lo más importante, empezar a vivirla conscientemente.

A continuación os facilitamos una pauta de pequeños hábitos que podemos seguir para volver a conectarnos:

  1. Realiza un compromiso con tu niño interior

kidToma una fotografía de cuando eras más pequeño, mírala y prométele a ese niño que cuidarás de él. Dile que a partir de ahora no estará solo porque tú ya eres una persona adulta y harás todo lo que esté en tu mano para que sea feliz y consiga sus objetivos. Transmítele amor a esa imagen de ti mismo.

Crea el ambiente y busca el espacio necesario para establecer este compromiso. Tómate el tiempo que necesites.

  1. Date permiso para expresar tus necesidades y deseos. Escribe para ello dos listas:

Una con las cosas que te gustaría hacer. ¿Qué cambios querrías que ocurrieran sobre una situación concreta? ¿Qué objetivos tienes?

Otra con las cualidades y virtudes que te caracterizan y que te permiten lograr lo que deseas a diario. Esta lista te ayudará a tomar conciencia de todo lo que ya posees y no le prestaste atención.

  1. Vive en Coherencia.

Di que Si cuando sientas Si y di que No cuando sientas NO. Empieza a escucharte y respetarte!!!

  1. Y recuerda esta frase :

 YO QUIERO, YO PUEDO, YO SOY CAPAZ.


Yo me merezco todo lo bueno,

no algo, no un poquito, sino TODO lo bueno.

Ahora disuelvo cualquier pensamiento negativo o restrictivo.

Me libero y disuelvo todas las limitaciones del pasado.

No me ata ningún miedo ni limitación de la sociedad en la que vivo.

Ya no me identifico con ningún tipo de limitación.

En mi mente tengo libertad absoluta.

Ahora entro a un nuevo espacio en la conciencia,

en donde me veo de forma diferente.

Estoy creando nuevos pensamientos acerca de mi ser y de mi vida.

Mi nueva forma de pensar se convierte en nuevas experiencias.

Ahora sé y afirmo que formo una unidad con el Próspero Poder del Universo.

Y por lo tanto recibo multitud de bienes.

La totalidad de las posibilidades está ante mi.

Merezco la vida, una vida buena.

Merezco el amor, abundante amor.

Merezco la salud.

Merezco vivir cómodamente y prosperar.

Merezco la alegría y la felicidad.

Merezco la libertad, la libertad de ser todo lo que puedo ser.

Merezco muchas cosas más que todo eso: merezco todo lo bueno.

El Universo está más que dispuesto a manifestar mis nuevas creencias y yo acepto la abundancia de esta vida con alegría, placer y gratitud. Porque me lo merezco, lo acepto y sé que es verdad.

Así Es. Gracias Amado Universo.

(Louise Hay)

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Deja un comentario